PILATES Y DOLOR DE ESPALDA

El dolor de espalda es un problema socioeconómico y de salud y una de las principales causas de incapacidad y ausentismo. Se estima que entre un 11% y un 84% de la población adulta ha experimentado un episodio de dolor de espalda baja al menos una vez en sus vidas y aproximadamente un 40% de esos pacientes desarrollan un dolor crónico de espalda baja (en ocasiones debido a una recuperación incompleta), denominado así cuando el dolor tiene una duración mayor a 12 semanas o 3 meses. Un dolor crónico de espalda tiene una alta prevalencia y está asociado con unos niveles considerables de incapacidad.
El método pilates es comúnmente prescrito a las personas con esta patología gracias a los fundamentos en que se centra, como la estabilidad de la zona core, la fuerza y la flexibilidad, así como el control del movimiento y la respiración. Todos estos aspectos pueden beneficiar a las personas con dolor de espalda crónico.
El dolor de espalda también está asociado a una mala postura, gracias a la prevalencia de las labores de oficina, de conducción y de otros factores culturales que han influido en muchas personas y que las llevan a adoptar posturas encorvadas durante largos periodos de tiempo y sin ser conscientes de esto. El método pilates se enfoca en el fortalecimiento de la musculatura profunda del cuerpo, lo que permite mejora la extensión de la columna, ayudando así a aliviar el dolor de espalda.
Algunos autores como Cherie Wells y Gregory S. Kolt, encontraron que en el tratamiento de personas con dolor crónico de espalda baja, es recomendable realizar sesiones supervisadas de ejercicios de pilates entre 2 – 3 veces por semana al menos durante 3 – 6 meses, complementado con ejercicios en el hogar. El uso de equipos especializados de pilates con resistencias, como el reformer, también es recomendable para personas con esta patología.
En conclusión, el método pilates es una actividad recomendable para personas con dolor de espalda, incluso cuando la condición se torna crónica, que con una práctica constante puede aportar beneficios tales como:
• Mejora la tonificación muscular
• Aumenta los niveles de energía
• Mejora la flexibilidad y la movilidad muscular
• Ayuda a prevenir dolores musculares y lesiones
• Corrige las malas posturas corporales
• Ayuda a aliviar o a prevenir los dolores de espalda
Ya lo sabes, practica pilates, mejora tu postura y tu calidad de vida.

Deja un comentario

1
¡Hola!
Acá estamos por si alguna pregunta.
Powered by